Primer viaje en avión, Colombia, experiencias y comentarios, opinion, consejos

Primer viaje en avión, Colombia, experiencias y comentarios, opinión, consejos, que hacer, cómo afrontarlo, como fue.
Voy a contarles cómo fue mi primer viaje o vuelo en avión. Dedicado a Carlos (que también vivió su primera vez por estas mismas fechas), Andrés, Sofia, Juli y Felipe.


Lan airlines-Bogota-ibague-Avianca, primer viaje en avión Colombia
Inicialmente temía a las alturas y por supuesto a la experiencia novedosa de volar. Averigüe todo lo que pude en la web sobre accidentalidad aérea, estadísticas sobre accidentalidad terrestre, etc. etc. Aprendí que en realidad era relativamente seguro estar dentro de una aeronave. Por ese lado me tranquilicé mucho. Lo que me costó más tiempo asimilar fue aquello de saber qué hacer con un e-ticket, llamar a las aerolíneas implicadas para cercionarme que era cierto. Sorpresa en algunas operadoras que no sabían qué hacer con dicho numerito hasta que algunas más experimentadas supieron darme razón.Quedaba en el aire el famoso check in, previo al viaje en sí.

Me tomé la molestia de averiguar datos sobre los aviones que presuntamente iba a usar, como lo relato en vuelo Ibagué- Bogotá por Lan Airlines o vuelo Bogotá-Lima por Airlines. El conocimiento da tranquilidad.
Llegó el día, marché al aeropuerto local (que solo consta de dos módulos para las dos aerolíneas que trabajan para esta zona del país, Avianca y Lan), me acompañaron mi novia y mi hijo. Estuvimos juiciosos dos horas, esperando el vuelo, revisaron que el peso de la maleta correspondiera para llevarla en la parte de adelante. Hora de abordar, que quítese la correa, saque las monedas y todo lo metálico y deposítelo aquí; un vigilante hacía que las personas abrieran los brazos y las piernas y los escaneaba con un dispositivo de mano (parecía como si les echara la señal de la cruz, caray que susto). No dejaron entrar a mi familia a esta segunda sala de espera, pero se quedaron viéndome por el vidrio hasta cuando abordé el avión.

Fue como lo imaginé, algo estrecho si me permite decirlo (puedo ser algo claustrofóbico) pero manejable (como un gran tobogán lo asocié). Me senté en el puesto indicado, oí las instrucciones de la sobrecargo, me abroché el cinturón y miraba por la pequeña ventana (pedí un puesto cerca a esta, tal vez asociando al hecho no solo de poder ver sino de sentir mayor ventilación, como en transporte público intermunicipal). Un ruido constante y en aumento, empezaron las hélices del avion a sonar y a carretear por las pista; se siente como en un auto a mucha velocidad, con gran tracción hasta cuando se empieza a elevar, que es cuando un vacío en el estómago se siente y la nave va ganando altura. Inicialmente sorprendente, los paisajes se alejan y los va uno viendo desde lo alto con sus variopintos colores y contrastes, juegos de nubes, pequeñas carreteras, autos pequeñitos y nosotros subiendo. Un leve giro me hizo pasar corriente por la espalda, supongo que era para tomar el rumbo adecuado hacia mi primer destino aéreo.Las comunicaciones del capitán se oían como en "La pelota de letras, de Andrés Lopez", el sonido todo encerrado, casi imposible de entender. El punto fue que en menos de nada estábamos cerca al aeropuerto de destino y nos prepárabamos para el aterrizaje, esta vez todo se acercaba y ahora la sensación como de pequeño mareo solo que al tocar tierra.
Aquí en esta fase de la choco-aventura, lo que me llamó la atención fue la satisfacción de poderme bajar del avión y casi que cantar victoria por haber superado exitosamente mi primer vuelo. Espero posteriormente hablar de mi segundo, tercer y cuarto viaje por el aire. Hasta pronto.
Posdata: Lan en el presente, 2017, no tiene vuelos desde la ciudad de Ibague.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Departamentos de un hotel, áreas operativas